Surge la Asamblea Popular de Hip Hop Activista

Por Jorge Piña (Estudiante de la UACM (Universidad Autónoma de la Ciudad de México) e integrante de la asamblea AP2HA). Con la colaboración de Xhu Ramirez.  

 

El hip hop activista levanta la voz junto  con el magisterio en lucha para hacerle frente a la reforma educativa, el Pacto por México y las demás reformas estructurales que atentan contra los derechos de los maestros como trabajadores, y que por ahora abanderan la oposición a éstas que ponen a la educación pública a merced de la iniciativa privada como se intenta hacer con el petróleo mediante la reforma energética.

El hip hop activista sale a escena con toda una tradición de lucha en su haber, con el ritmo y la poesía callejera. Combatiendo codo a codo, junto a los más desprotegidos, en favor del pueblo y sus causas, levantando banderas anticapitalistas y antifascistas por todo el globo que hoy repudia exasperadamente el asesinato a manos del grupo neonazi Aurora dorada del rapero antifascista Kpilla en Grecia.

Ubicándonos en México recordemos la brutal represión por parte del gobierno federal y del GDF (Gobierno del Distrito Federal) sufrida por los maestros en el desalojo del zócalo el pasado 13 de septiembre. Los desastres naturales ocurridos por el paso del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel en gran parte del territorio nacional siendo Guerrero, Oaxaca y Veracruz los estados más afectados. Queda claro que la clase trabajadora y el pueblo pobre es el que paga con su vida las consecuencias de las negligencias de este gobierno. El hip hop cierra filas y se organiza para poner sus fuerzas al servicio de la lucha, que, valerosamente dan los maestros contra la reforma Educativa.

Motivo por el cual se formó la asamblea popular del hip hop activista, desde donde se intenta poder coordinar y generar acciones para luchar en esta batalla contra la reforma educativa, la represión y las batallas por venir.

Anuncios

A propósito de la foto que se divulga en México sobre FEMEN y su impulso en México.

Ale Toriz de Pan y Rosas México

¿Quién es FEMNEN? Como recordaran son conocidas por sus acciones en topless, todas sus integrantes son mujeres occidentales casi modelos (blancas, esbeltas), prototipo de mujer que discrimina, sus acciones tienen un impulso de marketing muy bien diseñado, las imágenes son con vestuario y maquillaje profesional al igual que sus sesiones de fotos. FEMEN es una organización con cara de “feminista” y legitimada por impulsar cosas democráticas (aborto, libertad a las Pussy) hacia medio oriente impulsa campañas antiislamistas, en Europa FEMEN lamento la muerte de Margaret Thatcher, entre otras cosas y no es casual que sus acciones son retomadas por grandes diarios internacionales, cuando la manifestación es apenas de una decena de mujeres, ¿o será que la cosificación del cuerpo si es noticia? Femen es el “feminismo” que quedó a la ultraderecha y es usado por los grandes países imperialistas para legitimar su política imperialista injerencista, habrá que ver como se desarrolla en México.
Ya habíamos tenido un intercambio sobre el tema con la declaración de Amina, que no se pudo comprobar su detención y además Femen declaro que le dieron sentencia de muerte en Egipto a Amina, cuando esta derogada esa pena en ese país y mas bien era parte de una campaña antiislamita.
Si bien desde Pan y Rosas nos descubrimos el cuerpo como protesta, como en la manifestación contra la visita del Papa en México o en Chile hicimos cuerpos pintados el 28 de septiembre pasado, por nuestro derecho a decidir, a nosotras no importa si tenemos un cuerpo más mestizo, esbelto o no, ni hacemos nuestras fotos en un estudio profesional, sino lo hacemos en medio de la protesta y movilización en las calles.

¡Mi cuerpo, mi decisión!

¡Sobre nuestro cuerpo decidimos nosotras!
Contra la moral conservadora de la Iglesia y el Estado…

¡Educación sexual para decidir, Anticonceptivos para NO abortar, Aborto legal y gratuito para NO morir!

La Normal Superior en lucha contra la Reforma Educativa y logra también ingresar a estudiantes no aceptados.

Gracias a la movilización del Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES), de los estudiantes de la Normal y de los compañeros aspirantes a la misma, se logró la entrada de casi 20 compañeros no aceptados. Luego del violento desalojo del Zócalo capitalino, la indignación en la Normal no se hizo esperar. Desde el jueves 13, se decidió parar la escuela y realizar un bloqueo en Aquiles Serdán. Luego el 18/9 se reunió de nuevo una asamblea para responder al llamado de la CNTE y el Segundo Encuentro Magisterial al “Paro cívico nacional” del 19 y 20/9. El paro se votó a mano alzada y esos dos días, mientras se sostenían las guardias, se discutían las afectaciones de la Reforma Educativa.

normalsuperiorenluchaA lo largo de las jornadas de lucha han asistido a foros  y conferencias, profesores como Enrique Ávila y Luis Hernández Navarro, con los cuales se ha hablado la historia del magisterio y sus lecciones a las nuevas generaciones. También asistió la profesora Jimena Vergara y el compañero Christian Dalai de la facultad de Ciencias Políticas que compartió la experiencia de La Comuna de Oaxaca del 2006 con los normalistas. El 23/9 por la mañana, se reunió de nuevo la asamblea y la mayor parte de los compañeros votaron por seguir en paro durante toda la semana, para arropar y participar de las movilizaciones del magisterio. Además se viene discutiendo las demandas propias de la normal, ya que donde más se ha hecho evidente el ataque a la educación y los maestros es en las instituciones de formación docente, donde priman el abandono del gobierno, el desabasto presupuestal y los cambios a los planes de estudio que han mermado el nivel educativo. Además, la mayor parte de los compañeros normalistas son pobres e hijos de trabajadores y se carece de becas suficientes y que tengan lo suficiente para la manutención por lo que muchos tienen que trabajar.

Al calor del proceso de autoorganización asamblearia, se está discutiendo la necesidad de poner en pie un órgano de representación estudiantil, basado en delegados por grupo que puedan atender la voluntad de la base. Además se viene discutiendo entre muchos compañeros la necesidad de poner en pie una agrupación estudiantil de normalistas, que luche dentro del movimiento por adoptar una perspectiva de unidad con el magisterio, de autoorganización de nuestras filas, combativa e independiente de las instituciones y los partidos burgueses.

¡Viva la unidad de normalistas y magisterio!

¡Defensa irrestricta de las Normales Públicas!

Los desastres no son “naturales”

Por Axomalli Villanueva del Colegio de Geografía de la FFyL UNAM.

El pasó de los huracanes “Ingrid” Y “Manuel” y con  la persistencia de lluvias en las zonas afectadas,  deja al descubierto las grandes injusticias para el pueblo pobre y trabajador en México.  Las políticas del estado burgués de abandono hacia las comunidades aisladas, o sin ningún “atractivo” turístico, la falta de prevención, o la ausencia de ella es lo que ocasiono la tragedia humana que se vive en 26 estados del país.

Como ya se ha visto la política de Peña Nieto es incapaz de dar pronta respuesta a las catástrofes, y siempre sólo para unos cuantos, aquellos que pueden costear el restablecimiento de su modo de vida lo más pronto posible: comunicación, alimentación, vialidades; mientras que en las zonas marginadas deben esperar mucho más para recuperar techo, abrigo y alimento. Las alertas de huracán habían sido dadas desde antes que los meteoros  llegaran  a las costas, sin embargo  la negligencia del gobierno, sólo se preocupó por la derrama económica en esas fechas de “fiestas patrias”, lo cual provoco que cientos de turistas no fueran alertados a tiempo y que se quedaran varados durante el paso de los huracanes. Los desastres son de carácter de clase, pues mientras la capacidad para responder ante una amenaza disminuye de acuerdo a la condición social de la población, al parecer hay las tragedias para “los ricos y para los pobres”· y por lo tanto la ayuda es desigual para ambos casos.

guerrero-huracanes2Por eso se tiene que pensar que los desastres no son naturales, es decir, los riesgos, en este caso de origen hidrometeorologicos, no son los que ocasionan la catástrofe humana que vemos cada vez que un huracán, o una inundación se presentan. Las verdaderas causas son de otra índole, entre ellas están los años de olvido a las poblaciones marginadas, es decir; la nula planeación de vivienda y la corrupción de las autoridades municipales, permiten que haya asentamientos en laderas o cerca de los cauces de ríos, ahora vemos que esas áreas son las que desde el huracán Paulina en 1997 ya se habían clasificado de alto riesgo.

Además de todo lo ya mencionado, hay que señalar que ya en sí que se presenten dos fenómenos al mismo tiempo es un evento extremo, lo cual prueba los efectos del cambio climático, que en últimas décadas ocasiona que este tipo de eventos se presenten de manera más fuerte y sean aún menos previsibles. El gobierno burgués solo es capaz de dar estrategias de respuesta tardía e ineficaz en la atención y no en la prevención de desastres. Los huracanes van a seguir llegando,  pero el pueblo pobre siempre es quien padece los efectos de la nula prevención. Se necesita que el pueblo pobre y trabajador se dote de un plan en conjunto que lleve al desarrollo de infraestructura y planificación de vivienda para que se dé una prevención real ante los efectos de cualquier riesgo natural; para así evitar el costo humano de los desastres (no naturales).

Ante los “Desastres naturales” el gobierno desprecia la vida del pueblo pobre y trabajador.

Por Iván de la Facultad de Ciencias de la UNAM

El fin de semana correspondiente al 14 y 15 de septiembre varios estados del país, principalmente de las costas del Golfo y del Pacífico, se vieron afectados por las lluvias ocasionadas por los fenómenos meteorológicos “Ingrid” y “Manuel”. Mientras el gobierno federal se encargaba de preparar los “festejos patrios”, dio poca importancia a la tragedia que se avecinaba y la cual ya ha dejado al menos a una centena de víctimas, a miles de familias damnificadas y con grandes pérdidas materiales principalmente en los estados de Guerrero y Veracruz.

guerrero-huracanes1Esto es una muestra más de que para este gobierno pro-patronal, al servicio de los grandes capitalistas, los empresarios y el imperialismo, no es prioritario trabajar en la prevención de estos eventos catastróficos que afectan, la gran mayoría de las veces, a los sectores más marginados y empobrecidos de la población, a los campesinos pobres y a los pueblos indígenas. No basta con tener programas de Protección Civil, como el Consejo Nacional de Protección Civil instalado por Peña Nieto el pasado mes de mayo, si en la práctica siguen sin solucionarse las causas estructurales de los desastres como la poca planeación urbana y rural, pobreza, deficiencia en obras públicas, etc.

Desde la Juventud Anticapitalista Socialista y Revolucionaria denunciamos a este gobierno antidemocrático, represor y que desprecia la vida de los que menos tienen y mueren al presentarse fenómenos naturales cuyas consecuencias son evitables. Por si fuera poco, los empresarios, las televisoras y el gobierno utilizan la tragedia como capital político. Ya que a través de los “donativos”, las grandes empresas podrán dejar de pagar impuestos. Al mismo tiempo, EPN usa el pretexto del acopio para mantener el Zócalo tomado por los militares. Es urgente que el pueblo trabajador tome el control en la planeación de los asentamientos humanos, para reubicar a la población que se encuentra en zonas de riesgo, además de garantizar los recursos necesarios para infraestructura y obras públicas de buena calidad, así como programas de prevención como un fondo para casos de desastres que este bajo el control de la población trabajadora, los campesinos pobres y los pueblos indígenas, donde decidan democráticamente como emplearlo. Este fondo podría financiarse del no pago de la deuda externa, de impuestos a las grandes fortunas y de la disminución de los millonarios sueldos de los funcionarios del gobierno.

Fortalezcamos la lucha por un movimiento estudiantil pro-obrero y organizado contra el ataque de las autoridades educativas

La voluntad de nuevos sectores a salir a luchar, organizarse y movilizarse en unidad con el magisterio y contra los planes de Peña Nieto se expresó ante el desalojo del 13 de septiembre y contra la reforma educativa. Consideramos que esta tendencia se mantendrá ante los ataques por venir. Por ello la tarea de masificar el movimiento estudiantil está aún por delante, para lograr que se puedan mantener asambleas continuas en las  escuelas y que pueda impulsar la conformación de organismos de coordinación y representación interuniversitarios desde la base. Los espacios de coordinación permanente que tiendan a surgir tienen que tener una perspectiva clara por llamar a que se desarrollen estos organismos para fortalecer la movilización estudiantil. Estos jalones de recomposición, deben de ser aprovechados por los estudiantes organizados y las organizaciones que se reclaman del movimiento estudiantil para poner en mejores condiciones la organización estudiantil independiente para la lucha contra los ataques de Peña Nieto y el Pacto por México. Para ello es imprescindible que la auto-organización se profundice y desarrolle, convenciendo cada vez a un sector más amplio de impulsar asambleas por escuela y definir representantes rotativos, revocables y con mandato por semestre, por carrera y facultad/escuela, y aún cuando no haya condiciones para mantener asambleas masivas discutir de qué manera se puede expresar más directamente la voluntad de la base estudiantil con espacios como los Consejos Generales de Representantes(CGRs) u otras formas que se conquisten. Sólo así podremos definir un plan de acción y un programa que retome el sentir de amplias mayorías del estudiantado. Lo que demostró el paro y las decenas de brigadas informativas que se impulsaron, así como los boteos de solidaridad tanto para el magisterio como para los damnificados de Oaxaca, Guerrero y Veracruz, es la enorme voluntad y capacidad del movimiento estudiantil para rodear de solidaridad a las luchas sociales y de los trabajadores.

Narro alineado con el Priismo, el gobierno de Peña Nieto  y el “Pacto por México”  

pena-y-narroAsí como el desalojo del zócalo por un escandaloso operativo que incluyó elementos de las fuerzas armadas, helicópteros, antimotines y tanquetas de chorros de agua, arrojo un fuerte cuestionamiento al gobierno federal desatando una cascada de solidaridad activa con la lucha magisterial -qué ha logrado extender el plantón y moralizar a las bases docentes-, este paro estudiantil tomó por sorpresa a la Rectoría de la UNAM y otras autoridades educativas, que creían haber neutralizado el descontento juvenil mediante su doble discurso que quedo al desnudo al apoyar la reforma educativa del PRI y el Pacto por México. La Rectoría de la UNAM no se esperaba tal sensibilidad y enojo por parte de la comunidad universitaria, por lo que uno de sus objetivos ahora es ver de qué forma criminaliza y aísla a los activistas y estudiantes que nos pusimos al frente de organizar las asambleas y los paros, mediante la implementación de represalias, campañas de difamación, hostigamiento con grupos porriles (como en la ENTS, Prepas y CCHs) y hasta demandas penales como en el caso de FFyL. Esto es una ofensiva de criminalización del activismo y las organizaciones estudiantiles que Rectoría viene implementando, la cual se debe denunciar enérgicamente. Con el rector Narro a la delantera y al interior de las universidades que actúan como cajas de resonancia de las contradicciones sociales, vemos la alineación de los sectores reaccionarios y priístas –envalentonados desde el triunfo de Peña Nieto- a los planes del Pacto por México y a los planes privatizadores de los recursos naturales y los derechos sociales, como la educación y la salud.

La posibilidad de usar la fuerza pública para resolver conflictos universitarios –como en el caso de la toma de Rectoría, violentando la autonomía de la UNAM en lo concerniente a resolver sus problemas internos-, o las recientes declaraciones de Narro en favor de la Reforma Educativa como “paso necesario para el desarrollo del país”, así como la propia incitación de sectores de la comunidad universitaria para romper los paros en pos de la protección de la “democracia y pluralidad” universitaria, son expresión de la apuesta priísta de convertir a la UNAM en bastión de sus planes antiobreros y antipopulares, con él objetivo de frenar y neutralizar cualquier jalón que apunte a la recomposición del movimiento estudiantil y que pueda ver a la UNAM, la UAM, el IPN y otras universidades como espacios de solidaridad y trinchera de lucha contra las reformas estructurales y avanzando en la unidad obrero estudiantil.

PRI represor de ayer y hoy  

Dentro de las universidades y escuelas mediante la activación de grupos porriles -siempre latentes- plantillas docentes reaccionarias, represalias al activismo y prebendas para ganarse a las nuevas generaciones; y fuera, a lo largo del país con el ejército en las calles, grupos paramilitares, infiltrados y una política de mano dura que con castigos ejemplares busca disciplinar a los luchadores sociales, el PRI de antaño, de la matanza del 68, de la guerra sucia, de Acteal, es el mismo PRI que hoy viene profundizando la militarización, la represión y los planes antipopulares; es el mismo que mantiene cientos de presos políticos a lo largo del país, que vota leyes antiaborto y que fortalece la subordinación política y económica al imperialismo estadounidense mientras enriquece los bolsillos de los grandes capitalistas nacionales y extranjeros, a costa de la carestía y precarización de la vida de las amplias mayorías.

Por qué el movimiento estudiantil debe hacerse parte de esas luchas. ¡Unidad obrero estudiantil!

El movimiento estudiantil debe entender el papel histórico de la juventud que lucha hoy, a lo largo del globo, contra los planes antiobreros y antipopulares que vienen descargando la crisis económica sobre la población pobre y trabajadora. Somos nosotros a los que más plenamente nos afectarán las reformas estructurales, precarizando aún más las condiciones de trabajo y orillándonos a laborar sin protección sindical, sin contrato colectivo, sin prestaciones; la militarización ha tenido como víctimas “colaterales” particularmente a decenas de miles de jóvenes y mujeres que no pueden acceder a la educación ni al trabajo; incluso la política de persecución sistemática del activismo y la criminalización de la juventud (como expresan las detenciones arbitrarias del 1Dmx, 10 de junio, 1 y 13 de sept.), buscan encadenar a un sector combativo contra los planes del régimen del Pacto por México, que tanto aquí como en el mundo, viene siendo actor protagónico y catalizador del descontento social junto a la clase trabajadora y sus luchas. Por ello desde la JASyR creemos que hay que poner de pie al movimiento estudiantil y masificarlo para que sea parte de la preparación de un gran paro nacional contra las reformas estructurales del gobierno de Peña Nieto y el “Pacto por México”.   

La juventud de pie junto al magisterio

Por Flora de la FCPyS

 

Tras el brutal desalojo del zócalo capitalino al magisterio que lucha contra la reforma educativa, la juventud mexicana salió de nuevo masivamente a las calles. Así mostró que va poniéndose a tono con los procesos de lucha de clases que se viven a nivel internacional y que el proceso de politización expresado por el #YoSoy132 no había llegado a su fin y en cambio se retoma y se profundiza.

Un amplio movimiento democrático, a contra tendencia del cerco mediático desplegado en torno al movimiento magisterial, se expresó de manera inmediata en las universidades públicas. Decenas de miles de jóvenes salieron el 15/9 a marchar codo a codo con sectores de trabajadores repudiando la represión, mientras entonaban “¡Maestro escucha: tu alumno está en la lucha!”. Demostraron que retoman la lucha contra la reforma educativa como propia, insertándola en la lucha contra todas las reformas estructurales impulsadas por el gobierno de EPN y sus socios del Pacto por México.

En los días siguientes los estudiantes organizaron asambleas multitudinarias con cantidades que no se veían desde 1999, cuando la Huelga de la UNAM logró mantener la gratuidad de esa universidad. En varios hubo más de un millar de asistentes a las asambleas; los estudiantes votaron paro en 30 escuelas, facultades y unidades de educación superior. Los paros se realizaron de forma total o activa, durante 24, 48 o 72 horas haciendo eco al llamado de la CNTE para desplegar el Paro Nacional el 19 y 20/9. Durante estas jornadas de solidaridad estudiantil se llevaron a cabo brigadeos al metro, a las colonias y barrios, y a zonas fabriles, actividades académicas y culturales, además de participar de forma masiva en las marchas de la CNTE. Se puso en pie una asamblea Interuniversitaria para articular al movimiento estudiantil en torno a los otros sectores en lucha. Así empieza a retomar la tradición del movimiento estudiantil para garantizar las discusiones y decisiones democráticas, en la perspectiva de generar asambleas de base con delegados votados, rotativos y revocables que respondan al mandato, buscando conquistar espacios más amplios de autoorganización.

La solidaridad en torno a la represión magisterial expresa gran sensibilidad para confluir con la lucha de los trabajadores que no se expresó de forma mayoritaria en el #YoSoy132. Esto tiene gran potencial de escalar e instalarse como una lección necesaria para el movimiento estudiantil, que vea en la unidad con los trabajadores la única forma de nutrir un movimiento capaz de oponerse a las reformas que hoy buscan precarizar la vida del conjunto de la población.

Para garantizar la solidaridad estudiantil con el magisterio combativo es necesario seguir con la masificación de la organización en nuestros centros de estudio, desplegar enormes campañas de acopio y por la creación de un fondo de lucha para que las luchas como la del magisterio no sean frenadas por hambre, romper el cerco informativo por medio de brigadeos, tratando de sumar mayor solidaridad de maestros y padres de familia, y construir espacios de discusión y decisión democrática y para la lucha entre los diferentes sectores que hoy nos levantamos.

La perspectiva de soldar la unidad entre trabajadores y estudiantes no es nueva: se expresó con gran fortaleza en el movimiento del 68, donde junto a los estudiantes caídos en la Plaza de las Tres Culturas, caían obreros e integrantes del sector popular que se lanzaron en lucha contra la represión y la criminalización de la protesta social. Hoy es fundamental salir con las lecciones de esas luchas, donde se mantiene la vigencia de sus demandas y de la lucha contra la represión, lo que cobra a cada día más validez ante un gobierno derechizado que busca coartar nuestro derecho a protestar y utiliza la violencia para pasar sus planes de reforma y hambre.

juventudconelmagisterioBajo esta perspectiva es que desde la JASyR impulsamos la construcción de una gran juventud combativa en las universidades y junto al magisterio. Como discutimos en una plenaria reciente donde participaron decenas de nuevos/as jóvenes, apostamos a poner en pie una juventud con todos aquellos que se acerquen a una perspectiva combativa, anticapitalista y revolucionaria. En esa plenaria discutimos la importancia de que se levanten las banderas de la más amplia unidad en la lucha combativa e independiente de los partidos y políticos del régimen, levantando las banderas contra las reformas estructurales y por echar abajo el Pacto por México que las impulsa. Se trata de mostrar la más amplia solidaridad con el movimiento magisterial que está a la cabeza de la lucha en las calles y exigiendo, como en aquellos años, el cese de la criminalización de la protesta social y la represión, por la libertad incondicional de los presos políticos y buscando la abrogación del art. 362 que hoy se ocupa como antes el delito de “disolución social”, además de exigir la disolución de los cuerpos represivos.

Ante la brutal represión del 2 OctMx: ¡Presos políticos: libertad!

baladegoma1

Por: Sergio Moissen (Doctorante del CELA y profesor de la FCPyS)

Este 2 de octubre, se realizó en la Ciudad de México una gran movilización en el 45 aniversario de la masacre de Tlatelolco, bajo las banderas de solidaridad con el magisterio y luchar contra las reformas educativa y energética, por la libertad de Alberto Patishtán y todos los presos políticos, por el juicio y castigo a los culpables de la masacre de 1968, abajo el artículo 362 del Código Penal, entre otras demandas. Desde 1968, el Zócalo nunca había estado cerrado por lo granaderos para impedir manifestaciones. El gobierno de Peña Nieto, con el apoyo del PAN y del PRD, intenta aplastar con represión y amedrentamiento el descontento que se está expresando activamente en las calles. Como respuesta a su soberbia y su autoritarismo, decenas de miles de estudiantes y maestros se movilizaron por las calles de la ciudad, en medio de un intimidador operativo policial que les impidió el acceso al Zócalo de la ciudad y que durante los días previos preparó el clima de una represión anunciada. La JASyR, Pan y Rosas y la LTS participaron activamente en los contingentes de decenas de escuelas y en el magisterio. Miles de granaderos, en un operativo conjunto de las policías federal y del DF, cargaron sobre los manifestantes y lanzaron gas lacrimógeno sobre los contingentes, encapsulando y deteniendo a decenas de jóvenes y maestros. Algunas detenciones fueron realizadas por miembros de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, vestidos de civil, que subieron a manifestantes a ambulancias de la Cruz Roja. Esto es continuidad de la represión del 1/12/2012, cuando Peña Nieto y Mancera inauguraron la era represiva de este sexenio. Luego siguieron la represión del 10/6 y del 1 y 13/9. En todos esos casos, fue la movilización activa por la libertad de las y los presos, lo que logró arrancarlos de las cárceles. A pesar de la salvaje represión en este día que volvió actual el recuerdo de la masacre de Tlatelolco y la lucha de los caídos, después de la marcha se realizó el mitin programado, donde se denunció las detenciones y se exigió la liberación de todos los detenidos. Según distintas organizaciones de derechos humanos, fueron detenidos alrededor de 70 estudiantes y maestros, presos por luchar, encerrados en las cárceles del perredista gobierno de la ciudad.

Exigimos su inmediata, absoluta e incondicional liberación. ¡Presos políticos: libertad! ¡Libertad a Alberto Patishtán y a todos los presos políticos! ¡Por la disolución de todas las fuerzas represivas del estado! ¡Alto a la militarización y a la criminalización de la protesta social! ¡Impulsemos una gran movilización nacional para liberarlos y una gran campaña de solidaridad nacional e internacional!

¡Por un amplio movimiento contra la represión de los partidos del Pacto por México, PRI-PAN-PRD, encabezado por los maestros y los estudiantes en lucha!