Más ataques a la educación y precarización para los trabajadores del IPN

Los ataques contra los trabajadores de la educación en el IPN

IPNEl año pasado decenas de miles de jóvenes salimos a las calles a manifestar nuestra solidaridad con la lucha de los trabajadores magisteriales contra la reforma educativa impulsada por EPN, en realidad de carácter laboral-administrativa que pone en peores condiciones a los trabajadores de la educación básica y que fue avalada por los partidos del Pacto por México (PRI-PAN-PRD), que sigue mostrando la subordinación del actual gobierno a las políticas dictadas por la OCDE y el FMI.

Estos mismos ataques han llegado al IPN, que va sumando una serie de ataques en materia laboral y educativa, como lo han expresado recientemente los trabajadores académicos de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas que se vienen organizando para exigir el cumplimiento de los acuerdos para su basificación, reconocimiento a interinos y la promoción a técnicos docentes, entre otras demandas, además de denunciar que año con año se dan irregularidades y atraso en los pagos para los docentes. Por otro lado, profesores de ESIME Zacatenco han denunciado que desde el inicio de la gestión del actual director Rafael Navarrete se han incurrido en prácticas burocráticas para la asignación de plazas y la asignación de recursos de manera preferencial según sus criterios personales. A esto se suma el descontento generalizado que hay entre los estudiantes por las condiciones precarias de las instalaciones, la falta de materiales y equipo para prácticas en los laboratorios de todas las carreras y especialidades.

¡Recursos para la educación, no para la represión!

En 2013, profesores y alumnos denunciaron hostigamiento y represión por parte de la PBI, que fueron contratados por el instituto para “realizar recorridos para verificar que no haya corrillos, amotinamientos, reuniones o actividades ajenas a las laborales de los empleados” e informar a sus superiores. Un contrato por Servicios de Seguridad y Vigilancia le cuesta a los trabajadores de México millones de pesos en impuestos, en 2012 la Secretaría General del IPN realizo un contrato con la Policia Bancaria e Industrial por casi 130 mil millones de pesos, un gasto que sobrepasa más del doble a la inversión que el mismo Instituto dedica a proyectos e investigaciones. A pesar de esto, la División de Apoyo y Seguridad del IPN, reconoce el fracaso de la seguridad debido a “el alto índice de robos de bienes muebles y consumibles, así como asaltos dentro y a los alrededores de las instalaciones del IPN”, lo que demuestra que la enorme inversión en “vigilancia” sirve solo para desalentar la organización y activación política de los trabajadores y estudiantes del IPN para enfrentar los ataques tanto a la educación como a las condiciones laborales.

Unidad de trabajadores académicos, administrativos y estudiantes para vencer.

Consideramos que para enfrentar este ataque generalizado contra los trabajadores de la educación a nivel nacional hay que unificar las demandas de los trabajadores académicos con las de los trabajadores administrativos, como han hecho los trabajadores en Huelga de la UNISON (universidad de Sonora). De la misma forma, hay que coordinar y unificar las distintas luchas, exigir a los sindicatos universitarios y de la educación media superior discutir y organizar un plan de lucha unificado que enfrente no solo a las autoridades de las diversas instituciones educativas de forma individual y asilada, sino que frene de conjunto la precarización laboral y los golpes contra los derechos laborales de los trabajadores de la educación, planteando como horizonte la pelea por echar abajo las reformas educativa y laboral. Habrá que recurrir en este camino a los métodos de lucha de la clase trabajadora como son el Paro y la Huelga, pero también a la discusión democrática de las medidas de lucha al interior de los sindicatos y pensar en la necesidad de establecer mecanismos de discusión común entre los trabajadores de la educación, con representantes de los sectores en lucha, electos desde abajo de manera democrática.

Los jóvenes estudiantes estaremos en la primera fila de la lucha mostrando nuestra solidaridad con la pelea de los trabajadores de la educación, como lo hicimos el pasado 13 de Septiembre de 2013 parando decenas de escuelas contra la represión al magisterio democrático y en apoyo a su lucha.

Desde la Juventud Anticapitalista Socialista y Revolucionaria (JASyR) impulsora del Movimiento de los Trabajadores Socialistas (MTS), consideramos que sólo la organización independiente de los estudiantes en estrecha alianza con los trabajadores puede lograr el cumplimiento de todas las demandas de los trabajadores académicos y administrativos, terminar con la precarización del trabajo dentro del IPN, así como conseguir una educación pública, 100% gratuita y de calidad para los hijos de la clase trabajadora, que año con año son excluidos por cientos de miles de ésta y muchas otras instituciones educativas. Nos solidarizamos con la lucha de los trabajadores del IPN y de los académicos y administrativos de otras instituciones en lucha, como los del UNAM, la UNISON (Universidad de Sonora) o el IEMS (Prepas del D.F.) y exigimos que se resuelvan todas sus demandas.

¡Unidad de trabajadores académicos, administrativos y estudiantes!

¡Basificación a todos los trabajadores de la educación!

¡Por un aumento salarial de emergencia!

¡Abajo las reformas estructurales!

El próximo sábado 17 de Mayo se llevara a cabo la plenaria de la JASyR rumbo al Encuentro Nacional de la Juventud Combativa al lado de los Trabajadores y sus Luchas  asiste!

Anuncios

Surge la Asamblea Popular de Hip Hop Activista

Por Jorge Piña (Estudiante de la UACM (Universidad Autónoma de la Ciudad de México) e integrante de la asamblea AP2HA). Con la colaboración de Xhu Ramirez.  

 

El hip hop activista levanta la voz junto  con el magisterio en lucha para hacerle frente a la reforma educativa, el Pacto por México y las demás reformas estructurales que atentan contra los derechos de los maestros como trabajadores, y que por ahora abanderan la oposición a éstas que ponen a la educación pública a merced de la iniciativa privada como se intenta hacer con el petróleo mediante la reforma energética.

El hip hop activista sale a escena con toda una tradición de lucha en su haber, con el ritmo y la poesía callejera. Combatiendo codo a codo, junto a los más desprotegidos, en favor del pueblo y sus causas, levantando banderas anticapitalistas y antifascistas por todo el globo que hoy repudia exasperadamente el asesinato a manos del grupo neonazi Aurora dorada del rapero antifascista Kpilla en Grecia.

Ubicándonos en México recordemos la brutal represión por parte del gobierno federal y del GDF (Gobierno del Distrito Federal) sufrida por los maestros en el desalojo del zócalo el pasado 13 de septiembre. Los desastres naturales ocurridos por el paso del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel en gran parte del territorio nacional siendo Guerrero, Oaxaca y Veracruz los estados más afectados. Queda claro que la clase trabajadora y el pueblo pobre es el que paga con su vida las consecuencias de las negligencias de este gobierno. El hip hop cierra filas y se organiza para poner sus fuerzas al servicio de la lucha, que, valerosamente dan los maestros contra la reforma Educativa.

Motivo por el cual se formó la asamblea popular del hip hop activista, desde donde se intenta poder coordinar y generar acciones para luchar en esta batalla contra la reforma educativa, la represión y las batallas por venir.

Fortalezcamos la lucha por un movimiento estudiantil pro-obrero y organizado contra el ataque de las autoridades educativas

La voluntad de nuevos sectores a salir a luchar, organizarse y movilizarse en unidad con el magisterio y contra los planes de Peña Nieto se expresó ante el desalojo del 13 de septiembre y contra la reforma educativa. Consideramos que esta tendencia se mantendrá ante los ataques por venir. Por ello la tarea de masificar el movimiento estudiantil está aún por delante, para lograr que se puedan mantener asambleas continuas en las  escuelas y que pueda impulsar la conformación de organismos de coordinación y representación interuniversitarios desde la base. Los espacios de coordinación permanente que tiendan a surgir tienen que tener una perspectiva clara por llamar a que se desarrollen estos organismos para fortalecer la movilización estudiantil. Estos jalones de recomposición, deben de ser aprovechados por los estudiantes organizados y las organizaciones que se reclaman del movimiento estudiantil para poner en mejores condiciones la organización estudiantil independiente para la lucha contra los ataques de Peña Nieto y el Pacto por México. Para ello es imprescindible que la auto-organización se profundice y desarrolle, convenciendo cada vez a un sector más amplio de impulsar asambleas por escuela y definir representantes rotativos, revocables y con mandato por semestre, por carrera y facultad/escuela, y aún cuando no haya condiciones para mantener asambleas masivas discutir de qué manera se puede expresar más directamente la voluntad de la base estudiantil con espacios como los Consejos Generales de Representantes(CGRs) u otras formas que se conquisten. Sólo así podremos definir un plan de acción y un programa que retome el sentir de amplias mayorías del estudiantado. Lo que demostró el paro y las decenas de brigadas informativas que se impulsaron, así como los boteos de solidaridad tanto para el magisterio como para los damnificados de Oaxaca, Guerrero y Veracruz, es la enorme voluntad y capacidad del movimiento estudiantil para rodear de solidaridad a las luchas sociales y de los trabajadores.

Narro alineado con el Priismo, el gobierno de Peña Nieto  y el “Pacto por México”  

pena-y-narroAsí como el desalojo del zócalo por un escandaloso operativo que incluyó elementos de las fuerzas armadas, helicópteros, antimotines y tanquetas de chorros de agua, arrojo un fuerte cuestionamiento al gobierno federal desatando una cascada de solidaridad activa con la lucha magisterial -qué ha logrado extender el plantón y moralizar a las bases docentes-, este paro estudiantil tomó por sorpresa a la Rectoría de la UNAM y otras autoridades educativas, que creían haber neutralizado el descontento juvenil mediante su doble discurso que quedo al desnudo al apoyar la reforma educativa del PRI y el Pacto por México. La Rectoría de la UNAM no se esperaba tal sensibilidad y enojo por parte de la comunidad universitaria, por lo que uno de sus objetivos ahora es ver de qué forma criminaliza y aísla a los activistas y estudiantes que nos pusimos al frente de organizar las asambleas y los paros, mediante la implementación de represalias, campañas de difamación, hostigamiento con grupos porriles (como en la ENTS, Prepas y CCHs) y hasta demandas penales como en el caso de FFyL. Esto es una ofensiva de criminalización del activismo y las organizaciones estudiantiles que Rectoría viene implementando, la cual se debe denunciar enérgicamente. Con el rector Narro a la delantera y al interior de las universidades que actúan como cajas de resonancia de las contradicciones sociales, vemos la alineación de los sectores reaccionarios y priístas –envalentonados desde el triunfo de Peña Nieto- a los planes del Pacto por México y a los planes privatizadores de los recursos naturales y los derechos sociales, como la educación y la salud.

La posibilidad de usar la fuerza pública para resolver conflictos universitarios –como en el caso de la toma de Rectoría, violentando la autonomía de la UNAM en lo concerniente a resolver sus problemas internos-, o las recientes declaraciones de Narro en favor de la Reforma Educativa como “paso necesario para el desarrollo del país”, así como la propia incitación de sectores de la comunidad universitaria para romper los paros en pos de la protección de la “democracia y pluralidad” universitaria, son expresión de la apuesta priísta de convertir a la UNAM en bastión de sus planes antiobreros y antipopulares, con él objetivo de frenar y neutralizar cualquier jalón que apunte a la recomposición del movimiento estudiantil y que pueda ver a la UNAM, la UAM, el IPN y otras universidades como espacios de solidaridad y trinchera de lucha contra las reformas estructurales y avanzando en la unidad obrero estudiantil.

PRI represor de ayer y hoy  

Dentro de las universidades y escuelas mediante la activación de grupos porriles -siempre latentes- plantillas docentes reaccionarias, represalias al activismo y prebendas para ganarse a las nuevas generaciones; y fuera, a lo largo del país con el ejército en las calles, grupos paramilitares, infiltrados y una política de mano dura que con castigos ejemplares busca disciplinar a los luchadores sociales, el PRI de antaño, de la matanza del 68, de la guerra sucia, de Acteal, es el mismo PRI que hoy viene profundizando la militarización, la represión y los planes antipopulares; es el mismo que mantiene cientos de presos políticos a lo largo del país, que vota leyes antiaborto y que fortalece la subordinación política y económica al imperialismo estadounidense mientras enriquece los bolsillos de los grandes capitalistas nacionales y extranjeros, a costa de la carestía y precarización de la vida de las amplias mayorías.

Por qué el movimiento estudiantil debe hacerse parte de esas luchas. ¡Unidad obrero estudiantil!

El movimiento estudiantil debe entender el papel histórico de la juventud que lucha hoy, a lo largo del globo, contra los planes antiobreros y antipopulares que vienen descargando la crisis económica sobre la población pobre y trabajadora. Somos nosotros a los que más plenamente nos afectarán las reformas estructurales, precarizando aún más las condiciones de trabajo y orillándonos a laborar sin protección sindical, sin contrato colectivo, sin prestaciones; la militarización ha tenido como víctimas “colaterales” particularmente a decenas de miles de jóvenes y mujeres que no pueden acceder a la educación ni al trabajo; incluso la política de persecución sistemática del activismo y la criminalización de la juventud (como expresan las detenciones arbitrarias del 1Dmx, 10 de junio, 1 y 13 de sept.), buscan encadenar a un sector combativo contra los planes del régimen del Pacto por México, que tanto aquí como en el mundo, viene siendo actor protagónico y catalizador del descontento social junto a la clase trabajadora y sus luchas. Por ello desde la JASyR creemos que hay que poner de pie al movimiento estudiantil y masificarlo para que sea parte de la preparación de un gran paro nacional contra las reformas estructurales del gobierno de Peña Nieto y el “Pacto por México”.   

La juventud de pie junto al magisterio

Por Flora de la FCPyS

 

Tras el brutal desalojo del zócalo capitalino al magisterio que lucha contra la reforma educativa, la juventud mexicana salió de nuevo masivamente a las calles. Así mostró que va poniéndose a tono con los procesos de lucha de clases que se viven a nivel internacional y que el proceso de politización expresado por el #YoSoy132 no había llegado a su fin y en cambio se retoma y se profundiza.

Un amplio movimiento democrático, a contra tendencia del cerco mediático desplegado en torno al movimiento magisterial, se expresó de manera inmediata en las universidades públicas. Decenas de miles de jóvenes salieron el 15/9 a marchar codo a codo con sectores de trabajadores repudiando la represión, mientras entonaban “¡Maestro escucha: tu alumno está en la lucha!”. Demostraron que retoman la lucha contra la reforma educativa como propia, insertándola en la lucha contra todas las reformas estructurales impulsadas por el gobierno de EPN y sus socios del Pacto por México.

En los días siguientes los estudiantes organizaron asambleas multitudinarias con cantidades que no se veían desde 1999, cuando la Huelga de la UNAM logró mantener la gratuidad de esa universidad. En varios hubo más de un millar de asistentes a las asambleas; los estudiantes votaron paro en 30 escuelas, facultades y unidades de educación superior. Los paros se realizaron de forma total o activa, durante 24, 48 o 72 horas haciendo eco al llamado de la CNTE para desplegar el Paro Nacional el 19 y 20/9. Durante estas jornadas de solidaridad estudiantil se llevaron a cabo brigadeos al metro, a las colonias y barrios, y a zonas fabriles, actividades académicas y culturales, además de participar de forma masiva en las marchas de la CNTE. Se puso en pie una asamblea Interuniversitaria para articular al movimiento estudiantil en torno a los otros sectores en lucha. Así empieza a retomar la tradición del movimiento estudiantil para garantizar las discusiones y decisiones democráticas, en la perspectiva de generar asambleas de base con delegados votados, rotativos y revocables que respondan al mandato, buscando conquistar espacios más amplios de autoorganización.

La solidaridad en torno a la represión magisterial expresa gran sensibilidad para confluir con la lucha de los trabajadores que no se expresó de forma mayoritaria en el #YoSoy132. Esto tiene gran potencial de escalar e instalarse como una lección necesaria para el movimiento estudiantil, que vea en la unidad con los trabajadores la única forma de nutrir un movimiento capaz de oponerse a las reformas que hoy buscan precarizar la vida del conjunto de la población.

Para garantizar la solidaridad estudiantil con el magisterio combativo es necesario seguir con la masificación de la organización en nuestros centros de estudio, desplegar enormes campañas de acopio y por la creación de un fondo de lucha para que las luchas como la del magisterio no sean frenadas por hambre, romper el cerco informativo por medio de brigadeos, tratando de sumar mayor solidaridad de maestros y padres de familia, y construir espacios de discusión y decisión democrática y para la lucha entre los diferentes sectores que hoy nos levantamos.

La perspectiva de soldar la unidad entre trabajadores y estudiantes no es nueva: se expresó con gran fortaleza en el movimiento del 68, donde junto a los estudiantes caídos en la Plaza de las Tres Culturas, caían obreros e integrantes del sector popular que se lanzaron en lucha contra la represión y la criminalización de la protesta social. Hoy es fundamental salir con las lecciones de esas luchas, donde se mantiene la vigencia de sus demandas y de la lucha contra la represión, lo que cobra a cada día más validez ante un gobierno derechizado que busca coartar nuestro derecho a protestar y utiliza la violencia para pasar sus planes de reforma y hambre.

juventudconelmagisterioBajo esta perspectiva es que desde la JASyR impulsamos la construcción de una gran juventud combativa en las universidades y junto al magisterio. Como discutimos en una plenaria reciente donde participaron decenas de nuevos/as jóvenes, apostamos a poner en pie una juventud con todos aquellos que se acerquen a una perspectiva combativa, anticapitalista y revolucionaria. En esa plenaria discutimos la importancia de que se levanten las banderas de la más amplia unidad en la lucha combativa e independiente de los partidos y políticos del régimen, levantando las banderas contra las reformas estructurales y por echar abajo el Pacto por México que las impulsa. Se trata de mostrar la más amplia solidaridad con el movimiento magisterial que está a la cabeza de la lucha en las calles y exigiendo, como en aquellos años, el cese de la criminalización de la protesta social y la represión, por la libertad incondicional de los presos políticos y buscando la abrogación del art. 362 que hoy se ocupa como antes el delito de “disolución social”, además de exigir la disolución de los cuerpos represivos.

Ante la brutal represión del 2 OctMx: ¡Presos políticos: libertad!

baladegoma1

Por: Sergio Moissen (Doctorante del CELA y profesor de la FCPyS)

Este 2 de octubre, se realizó en la Ciudad de México una gran movilización en el 45 aniversario de la masacre de Tlatelolco, bajo las banderas de solidaridad con el magisterio y luchar contra las reformas educativa y energética, por la libertad de Alberto Patishtán y todos los presos políticos, por el juicio y castigo a los culpables de la masacre de 1968, abajo el artículo 362 del Código Penal, entre otras demandas. Desde 1968, el Zócalo nunca había estado cerrado por lo granaderos para impedir manifestaciones. El gobierno de Peña Nieto, con el apoyo del PAN y del PRD, intenta aplastar con represión y amedrentamiento el descontento que se está expresando activamente en las calles. Como respuesta a su soberbia y su autoritarismo, decenas de miles de estudiantes y maestros se movilizaron por las calles de la ciudad, en medio de un intimidador operativo policial que les impidió el acceso al Zócalo de la ciudad y que durante los días previos preparó el clima de una represión anunciada. La JASyR, Pan y Rosas y la LTS participaron activamente en los contingentes de decenas de escuelas y en el magisterio. Miles de granaderos, en un operativo conjunto de las policías federal y del DF, cargaron sobre los manifestantes y lanzaron gas lacrimógeno sobre los contingentes, encapsulando y deteniendo a decenas de jóvenes y maestros. Algunas detenciones fueron realizadas por miembros de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, vestidos de civil, que subieron a manifestantes a ambulancias de la Cruz Roja. Esto es continuidad de la represión del 1/12/2012, cuando Peña Nieto y Mancera inauguraron la era represiva de este sexenio. Luego siguieron la represión del 10/6 y del 1 y 13/9. En todos esos casos, fue la movilización activa por la libertad de las y los presos, lo que logró arrancarlos de las cárceles. A pesar de la salvaje represión en este día que volvió actual el recuerdo de la masacre de Tlatelolco y la lucha de los caídos, después de la marcha se realizó el mitin programado, donde se denunció las detenciones y se exigió la liberación de todos los detenidos. Según distintas organizaciones de derechos humanos, fueron detenidos alrededor de 70 estudiantes y maestros, presos por luchar, encerrados en las cárceles del perredista gobierno de la ciudad.

Exigimos su inmediata, absoluta e incondicional liberación. ¡Presos políticos: libertad! ¡Libertad a Alberto Patishtán y a todos los presos políticos! ¡Por la disolución de todas las fuerzas represivas del estado! ¡Alto a la militarización y a la criminalización de la protesta social! ¡Impulsemos una gran movilización nacional para liberarlos y una gran campaña de solidaridad nacional e internacional!

¡Por un amplio movimiento contra la represión de los partidos del Pacto por México, PRI-PAN-PRD, encabezado por los maestros y los estudiantes en lucha!

LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES DE LA BIBLIOTECA DE LA FCPyS

Por Flora (FCPyS-UNAM)

A partir del inicio de este semestre, la administración de la facultad planteó la realización de un descarte del acervo bibliotecario, el cual se planteó desde dicha postura como “necesario” ante la falta de espacio  para la colocación de material de reciente adquisición. La propuesta causo polémica tanto entre los estudiantes como en los trabajadores bibliotecarios por notables incongruencias en su planteamiento:

  1. De inicio, la indicación de realizar el descarte sin el conocimiento del material bibliográfico con el que se cuenta es decir, sin la realización de un previo inventario a pesar de que en la facultad tiene aproximadamente cuatro décadas que no se realiza, aun cuando la normatividad marca periodos de cuatro años.
  2. En segundo lugar la posibilidad de descarte frente a un acervo ya insuficiente y la arbitrariedad de la elección de los contenidos a sacar por la falta de integración de sectores representativos de estudiantes, académicos y trabajadores, y el cuestionamiento hacia la jerarquización de la utilización de espacios, en un edificio planificado únicamente para la colocación del material de estudio (edificio C) que hoy es ocupado también por una cafetería concesionada que se muestra inaccesible para la mayoría de la comunidad.

fcpysTras un proceso de coordinación entre estudiantes, trabajadores y académicos por medio de la realización de asambleas tripartitas,  que dieron respuesta a las acciones que comenzaron a realizarse por orden de la administración que, adquiriendo facultades extraoficiales  se saltaba los tiempos y métodos administrativos acordados, se logró el emplazamiento conjunto a las autoridades consiguiendo el compromiso de la realización previa del inventario, así como la ampliación de la comisión que podrá hacerse participe del proceso de descarte. Demostrando, como en otros procesos, que es solo a través de la organización amplia y desde las bases que pueden arrancarse las demandas de la comunidad universitaria.

La Juventud ASR en la FCPyS, aplaude esta muestra de unidad que visibiliza la importancia de la construcción de organismos independientes y democráticos que integren a la comunidad universitaria, así mismo levanta la máxima solidaridad presente y futura con los trabajadores  para enfrentar los ataques de la patronal que en la universidad representan los embates promovidos por las autoridades y la antidemocracia que caracteriza a las formas de gobierno en la UNAM.

RUMBO AL 2 DE OCTUBRE

 IMPULSEMOS UNA GRAN CAMPAÑA EN CONTRA DE LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL Y DE LA JUVENTUD

Por Nancy Cázares (FFyL-UNAM) 

En 1968 era “disolución social”, hoy es “ataques a la paz pública” y “protocolo para el control de multitudes”. Sea como sea que se les llame, las modificaciones al código penal encaminadas a castigar y desarticular la protesta social dejan clara la política de los gobiernos de los partidos patronales y de sus instituciones ante la inconformidad: represión, impunidad y mano dura.

En los últimos meses, el giro a derecha del PRD se ha hecho patente, no sólo con sucesos como los del 1 de diciembre o el 10 de junio, sino con el posicionamiento del GDF de Mancera ante el magisterio en lucha de la CNTE y, más recientemente, con la jornada represiva del 1 de septiembre, donde cayeron secuestrados por el aparato estatal decenas de jóvenes y representantes de medios de comunicación independientes.

represion02Consideramos que ante esta situación, la juventud y todo aquel que repudie la represión, tiene tareas urgentes, como:

  1. Denunciar a todos los niveles de gobierno que criminalicen la protesta y que instrumenten la represión a través de cualquiera de sus instituciones y con cualquiera de sus medios.
  2. Impulsemos una campaña que se fije como objetivo la derogación total del artículo 362 del código penal del DF y de toda aquella legislación que atente contra el ejercicio pleno del derecho a la libre asociación y manifestación.
  3. Levantemos una política en contra de la criminalización de la juventud y de la protesta social. Démosle continuidad a las coordinaciones surgidas durante los procesos del 1 de diciembre y del 10 de junio, sumando a todos los individuos y organizaciones que rechacen la represión del Estado en torno a una gran movilización que vaya de la mano con una campaña visible, nacional e internacional y de gran aliento, una coordinación que discuta cómo fortalecemos la coordinación contra la represión y cómo instrumentamos el plan de acción.

Desde la Juventud ASyR pensamos que ésta es una discusión que no puede postergarse por más tiempo. Nos pronunciamos a favor de impulsar una política unitaria que se pronuncie en contra del sectarismo y las acciones aisladas, pues los hechos sólo han demostrado que esa línea es una estrategia política que no fortalece el camino de conquistar el apoyo y la movilización de amplios sectores, lo cual implica una discusión democrática y de cara a la base.

Este dos de octubre, salgamos a las calles en la histórica marcha que recuerda la brutal represión de la  Plaza de las Tres Culturas con consignas discutidas en asambleas, desde las cuales, por medio de la discusión directa y democrática, se acuerden todos los pasos a seguir. La pelea por retomar los métodos de la más amplia democracia directa en la lucha estudiantil, tradición tan menoscabada por la dirección del #YoSoy132, donde se discuta la acción y la política con respeto al mandado de base, es una discusión que debe fortalecer la unidad de la organización estudiantil independiente y combativa.

Nuestra propuesta hoy es clara: Pongamos en pie una coordinación contra la represión que luche por la derogación del artículo 362 y del Protocolo para el control de multitudes, por la disolución inmediata de los cuerpos represivos y en contra de la criminalización de la juventud y de la protesta social.

 

“LA BESTIA” Y LOS MIGRANTES

Por Diana (ENTS) y Christian (FCPyS-UNAM)

la-bestia01Debido a las precarias condiciones salariales y a la desesperación por no encontrar empleo en sus lugares de origen, cada día, cada hora, cada minuto miles de jóvenes, mujeres y trabajadores cruzan la frontera mexicana con la esperanza de alcanzar a “La bestia”, el tren de carga que cruza el país de frontera a frontera; cada tercer día, de 300 a 500 centroamericanos tratan de abordar el tren colgándose con su ropa o cinturones en los vagones, lo cual implica que muchos terminen atrapados en las ruedas de los furgones.

Hombres de entre 20 y 25 años, mujeres y niños, comienzan el trayecto cruzando el río Suchiate, por el área de Tapachula. Algunos intentan caminar por la costa de Chiapas sus primeros 400 kilómetros, a través de pueblos donde por lo general son asaltados, hasta llegar al tren en la comunidad de Arriaga. Se estima que 20% por ciento de los migrantes indocumentados que transitan a través de México son mujeres. 94% de las mujeres centroamericanas migrantes deben dejar a sus hijos en sus países de origen. Ellas son más vulnerables a su paso por México, ya que la red de corrupción obliga a muchas a realizar trabajo sexual temporal o permanente, para poder continuar su viaje, inclusive algunas mujeres se inyectan un anticonceptivo, antes de iniciar su viaje, conocido como “Anti México”.

En el camino, los migrantes están expuestos a la precariedad del viaje por México en la “Bestia”, a la brutalidad y la corrupción de la policía, los militares, los funcionarios del Instituto Nacional de Migración, y a ser víctimas de los carteles de narcotraficantes y las redes de trata. Si tienen la fortuna de sortear todos esos obstáculos, aún deben emprender la peligrosa travesía a través de la frontera mexicana-estadounidense. Allí están a merced de los polleros y de la policía de migración estadounidense, además del gran operativo de seguridad montado por Barak Obama.

A quienes lleguen a suelo estadounidense, les tocará enfrentar la restrictiva ley de migración, que por motivos menores dictan prisión, y quienes son detenidos terminan siendo una de las manos de obra más baratas del mundo para los capitalistas, con sueldos inferiores a los de China y de las maquilas mexicanas, en las prisiones administradas por empresas privadas.

Así como los migrantes mexicanos sufren la ignominia de la migra y el “muro de la vergüenza” en la frontera norte, ante los accidentes de la “bestia del capitalismo” que representa el tren de la muerte para nuestros hermanos migrantes centroamericanos es urgente alzar la voz contra las aberraciones que sufren los migrantes sudamericanos en busca de una mejor calidad de vida dejando atrás todo. Hombres, mujeres y niños olvidados por las autoridades que lejos de preservar sus derechos o limitarse a la deportación, consienten la enorme violencia y opresión de la que son víctimas a cada momento en la travesía de “La Bestia”, va dejando a su paso decenas de muertos. Los heridos se ven obligados a mendigar por un poco de comida o dinero para poder continuar en esta cruzada, sin que sus familias sepan de ellos y viceversa. No podemos seguir siendo indiferentes ante esta situación, no debemos seguir viendo esto como algo ajeno a nosotros. Hoy más que nunca hay que decir que nativa o extranjera es la misma clase obrera, basta de opresión y muerte contra los migrantes centroamericanos.

¡Solidaridad con nuestros hermanos migrantes!

¡Plenos derechos para todos los migrantes!

¡Por la desmilitarización en las fronteras!

POR UNA JUVENTUD JUNTO A LA INSURGENCIA MAGISTERIAL

Por Flora (FCPyS-UNAM)

marcha-e1378111753877El pasado sábado 17 de agosto se dio inicio a la Jornada de Lucha Nacional que el magisterio democrático ha emprendido, con el arribo a la capital de miles de maestros provenientes de varias secciones magisteriales, principalmente Oaxaca, los cuales en el contexto de un paro indefinido  instalaron un plantón en el zócalo y han emprendido una serie de movilizaciones y bloqueos en arterias principales de la ciudad, como el Aeropuerto internacional, el Senado, la Cámara de Diputados y los dos principales monopolios de las telecomunicaciones que se han dedicado a difundir una campaña de desprestigio y criminalización hacia el magisterio disidente. Estas acciones lograron irrumpir en la vida de la capital del país, demostrando la fuerza social de los trabajadores de la educación y la posibilidad de alcance de su lucha, no solo como opositores de la Reforma Educativa, demandando la abrogación de los artículos 3° y 73°, sino como el sector que abandera la oposición a las reformas estructurales del Pacto por México.

La llamada Ley General de Servicio Profesional Docente fue aprobada en lo general y lo particular por el Congreso de la Unión, el pasado 4 de septiembre, ignorando el descontento de una imponente movilización magisterial, que contó con la solidaridad de otros sectores de trabajadores y de la juventud. La aprobación de esta ley significa un golpe a las condiciones laborales del magisterio, precarizando y condicionando la estabilidad de su empleo, mas no revisando las condiciones del aprendizaje, ni cuestionando las reformas curriculares de los planes de estudio que a través de la desaparición de contenidos buscan avanzar en la tecnificación de la educación.

El descontento social que se ha mostrado por el movimiento magisterial tiene la oportunidad de confluir con los sectores que comienzan a movilizarse contra la Reforma Energética, que entrega los recursos energéticos a la industria privada nacional y extranjera. Nosotros consideramos fundamental la más amplia unidad de los sectores en lucha, que por medio de la movilización independiente de los partidos y políticos del régimen y con una perspectiva combativa, salgan a enfrentar los planes de precarización impuestos por el régimen de Peña Nieto.

La juventud que formamos parte de las universidades públicas tenemos la importante tarea de impulsar la más amplia y efectiva solidaridad con el magisterio, por medio de mostrarse a su lado en la lucha en las calles, fortalecer la difusión de sus demandas, apostándonos a sumar a los sectores del magisterio que aún no se encuentran formando parte del paro y ayudando a crear un fondo de lucha que permita la extensión y permanencia de la resistencia magisterial, además de buscar construir el paro solidario en nuestros centros de estudio. Sin embargo, esto sólo es posible por medio de la masificación del movimiento estudiantil solidario, que recuperando sus tradiciones de lucha lleve a cabo brigadeos y asambleas que permita construir una base amplia y organizada que logre ocupar el aliento que ofrece la lucha magisterial para la reconstrucción del movimiento estudiantil. Solo por medio del trabajo de base la ampliación y ejecución del paro estudiantil en apoyo al magisterio se hará efectiva.

Desde la Juventud Anticapitalista Socialista y Revolucionaria nos hemos sumado a la lucha magisterial por medio de  brigadas informativas de jóvenes y trabajadores de la educación, con el objetivo de combatir la campaña reaccionaria emprendida en contra del magisterio combativo en los medios masivos de comunicación y sumar al estudiantado y la población, a apoyar activamente su lucha, además del trabajo en las escuelas de educación básica donde buscamos convencer de la necesidad de sumar a otras secciones magisteriales al paro. Esto, acompañado de asambleas y campañas de acopio en las escuelas donde tenemos presencia. Y más recientemente haciéndonos parte de apoyar la carpa médica de los compañeros de la agrupación de trabajadores y trabajadoras “Desde las Bases” instalada en el plantón del zócalo. Consideramos necesario levantar y fortalecer la unidad de trabajadores y estudiantes, pues solo de esta manera lograremos sumar las fuerzas que nos permitan profundizar y avanzar en perspectiva de la construcción del paro nacional contra las reformas estructurales.

Una Juventud de pie de lucha contra la entrega de PEMEX y junto a la Insurgencia magisterial

Por Demo Pegueros (Facultad de Economía- UNAM)

Barricadas_CNTE_Zocalo-2-1024x682El pasado miércoles 4 de septiembre, fuimos testigos del enorme despliegue de fuerzas por parte del magisterio disidente. Con movilizaciones de cientos de miles en más de 23 estados de la república, la CNTE está mostrando su gran potencial y tendencia a la radicalización; se empieza a notar, inclusive, la diferencia y separación del ángulo de inclinación de la dirección, con respecto a la de las bases, denotando que estas últimas tienen objetivos mucho más altos. Esto claramente se refleja en el arribo de miles de maestros al plantón que sostiene la CNTE en el Zócalo del corazón del país.

Es por eso que la juventud mexicana, así como la juventud chilena, la brasileña y últimamente la juventud colombiana, deben vincularse con lo más avanzado y combativo de la clase trabajadora y sus luchas ya que en esta  unidad obrero estudiantil se fortalece  la capacidad para frenar las reformas estructurales que, resucitando al fantasma del viejo consenso de Washington, no intentan hacer otra cosa que descargar la crisis del 2008 sobre las espaldas de los trabajadores y de los jóvenes precarizados. Si se aprueba la reforma energética y se entregan los recursos naturales a las grandes trasnacionales, quedará un hueco en el presupuesto del gasto público, es decir un déficit de la cuenta pública que, claro está, será llenado con el dinero de nuestros bolsillos y se avanza en la entrega del país al imperialismo. Es por eso que ya se está alistando un nuevo golpe al bolsillo de la clase trabajadora y el pueblo pobre: la reforma hacendaria, que impondrá el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a nada más y nada menos que medicinas y alimentos.

Por lo tanto, si el magisterio logra detener la reforma educativa, la juventud, los trabajadores y el pueblo pobre estarán en mejores condiciones de echar atrás los planes del Pacto por México y reconquistar los derechos arrebatados. Los de arriba preparan mas planes de miseria y hambre,  una escalada de golpes en contra de conquistas históricas como la educación pública y gratuita, que abriría paso a la privatización de la Universidad y la desaparición de instituciones públicas, la juventud y los de abajo, junto a los trabajadores debemos prepararnos para luchar y vencer.

A diferencia de lo que dicen los medios masivos de comunicación imperialistas norteamericanos, como The Washington Post (quienes aseguran que «La mejor opción para los líderes (políticos) de México es abrir el negocio petrolero, reducir la dependencia en las ganancias petroleras y privatizar Pemex», nosotros decimos que para no ser una estrella más de la bandera yanqui, es necesario renacionalizar el petróleo, los energéticos y todas las ramas de su producción, como su transporte y procesamiento, bajo control obrero y al servicio del pueblo trabajador.

Para defender PEMEX y los energéticos, así como apoyar al magisterio para echar atrás la reforma educativa, es clave impulsar un gran movimiento estudiantil que salga a luchar masivamente en unidad con los trabajadores y sectores populares, confiando en la fuerza de la movilización combativa e independiente en las calles. Es urgente conformar comités de lucha en cada escuela, contra la entrega de PEMEX, las reformas educativa y energética y por la solidaridad activa con la lucha magisterial.  Con la voluntad combativa que vienen mostrando los maestros del DF, Oaxaca y varios estados, Consideramos que la posibilidad de torcerle el brazo a los planes de la patronal y el régimen del pacto por México se potencia a base de retomar los métodos de lucha de la clase trabajadora como es el paro, la huelga y acciones contundentes acordadas y discutidas de la manera más unitaria, amplia y democrática, que permitan abrir un nuevo periodo de conquistas en beneficio de la clase que labora por casi nada para que de una vez por todas comencemos a ganar.

¡Ni una lucha aislada más!

¡Por un gran paro nacional contra las reformas energética y educativa!

¡Viva la lucha del magisterio!